lunes, 5 de septiembre de 2011

FIN DE SEMANA ENTRE KILOMETROS Y MORAS






















Contra la crisis ponga un pueblo en su vida. 7 kilos de moras convertidos en 20 botes de mermelada, 10 kilos de peras, no sé cuantos de patatas ,tomates…Después del entreno del Sábado me fui con mi padre a coger moras. Nos gustan mucho y mas la mermelada que hace mi madre, además de las moras también cogimos peras. Que desayunos después de los entrenos con pan recién sacado del horno y la mermelada, dios mioooooooooooooooooooo……. Para mí esto es disfrutar, mucho más que en una playa pasando calor. En un pueblo siempre tienes infinidad de cosas que hacer no tienes tiempo para el aburrimiento y si te gusta el campo, tienes a alguien que te acompañe, te enseñe cosas nuevas y sepa aprovechar todo lo que te da, el placer es mayor. Por suerte tengo unos padres que en este sentido compaginan a la perfección, el sabe dónde encontrar de todo, setas, espárragos, níscalos, castañas, nueces, moras, berros, cangrejos, etc…y ella sacarle el partido en la cocina, QUE MARAVILLA. Ni os cuento lo que esto significa en mis hijos, las experiencias y emociones que guardaran en sus recuerdos para siempre.En definitiva para mí y para los mios siempre pondremos el pueblo en nuestras vida ahunque séa a poquitos. Aquí dejo en fotos unas pinceladas de esto que cuento, aunque con un problema, hasta que no se invente las fotos con olor y sabor no podréis apreciar todo el placer.

Plano del entreno del Sábado.

- 10.2 Km
- 5:06 Min/km









Son innumerables las sensaciones que uno siente cuando corre por lugares tan maravillosos. El Sábado Luis (mi cuñado) y yo salimos a correr a la ocho y cuarto. La primera sensación fue la de encontrarnos en una película de Hitcot. La calle estaba invadida por miles y miles de golondrinas, los cables de la luz y del teléfono no tenían ni un centímetro libre donde posarse una más. La explicación a tan inusual hecho es que durante estos días se empiezan a agrupar todas para preparar la migración y durante unos pocos días es espectacular todas las que se pueden juntar, luego sales un día y de repente ya no están. Salimos con la intención de hacer un rodaje corto ya que Luis últimamente tiene las zapas un poco abandonadas. Cogimos dirección al pueblo de Santa Teresa, una ruta que ya conoce y que es llana en prácticamente su totalidad a excepción del paso por el pueblo que está en alto. Durante todo el recorrido que discurre por una pequeña carretera rural te vas encontrando rodeado de enormes campos de maíz a ambos lados, campos de patatas, las cunetas están llenas de manzanos, perales ciruelos…que siempre te vienen bien cuando llega el momento de reponer fuerzas. Al salir notamos una ligera lluvia muy fina y algo de frio, pero según entraba la mañana empezaron a salir los rallos de sol y se hizo más agradable. Marque un ritmo bueno y Luis aunque un poquito fuera de punto lo aguanto hasta el final.

Kilómetros del Sabado. 10.2 Km
Tiempo. 52.06 Min
Ritmo. 5.06 Min/km
Pulsaciones Max.172
Pulsaciones medias. 150
Kilómetros totales. 86.8 Km








Plano del entreno del Domingo.

- 16 Km
- 5:25 Min/km



El Domingo plantón de Luis. Todavía no tiene esa locura de runner que en un agradable fin de semana se pega dos palicitas a correr a las ocho de la mañana, quedamos a las ocho y las sabanas se le quedaron pegadas. Pero como no hay mal que por bien no venga decidí en su falta hacer una tirada larga, subida al embalse de Santa Teresa. El transcurso es parecido al del día anterior con la variación de que una vez traspasado el pueblo de la Maya comienza un pequeño puerto que sube al embalse. Es muy duro pero recompensa cuando se corona en la presa y se ve toda la rivera del Tormes, luego la bajada ya no es tan dura pero hay que tener cuidado porque si te descuidas tus propias piernas te adelantan.



Kilómetros del Domingo. 16 Km
Tiempo. 1.26.48 Min
Ritmo. 5.25 Min/km
Pulsaciones Max.169
Pulsaciones medias. 143
Kilómetros totales. 102.8 Km


En resumen un buen fin de semana en lo que a correr se refiere, buenas sensaciones, y mejor entorno. En lo personal también bueno, disfrutando de la familia y sobre todo de mis peques.