martes, 29 de enero de 2013

ÁNGEL LUCHA...


    Todo pierde la importancia, todo deja de ser importante, las tonterías desaparecen, te das cuenta de que estás preocupado porque en una carrera no has conseguido rebajar un maldito tiempo, no has tenido buenas sensaciones y te quejas y te quejas, y no te das cuenta de que solo tienes que dar las gracias una y otra vez por estar ahí y por hacer lo que más te gusta, porque es un regalo.

   Somos muy afortunados por vivir, por vivir y poder disfrutar de la vida, de la vida tal y como nos llega y no deberíamos egoístamente desear más de los que nos da.

   Tu disfrutas de las carreras como ninguno de nosotros, corriendo a tu ritmo tranquilo pero viendo y sintiendo todo lo que te rodea, haciendo fotos, dándole besos a los tuyos, mirando a los ojos de la gente, sintiendo el Maratón en lo más profundo de tu alterado corazón.

   Hoy todos estamos arrimando el hombro para ayudarte, queremos que termines este Maratón adelantado, tu objetivo como el de todos los años era el de disfrutar más que ninguno de nosotros en MAPOMA, pero  la pistola que da comienzo al maratón se disparo adelantada esta media noche.

   Tienes que correr,  y ser muy fuerte, sabemos que te ha pillado de sorpresa y te ha sacudido muy duro. Ni tú ni ninguno estábamos preparados pero no podemos rendirnos. El muro es muy alto y esta vez  no vale rodearlo, tendrás que derribarlo.

     Ángel “nunca correrás solo” todos estamos contigo, seremos tus liebres te tienes que agarrar a nosotros y a la vida, a los tuyos y  lucha, lucha por favor con todas tus fuerzas. Deja pasar los kilómetros no tengas prisa el maratón terminara cuando tu llegues y allí estaremos todos para ponerte la medalla, la medalla del Maratón De La Vida.

             ÁNGEL LUCHA...

   Esta mañana durante el  entrenamiento una llamada de teléfono nos dejaba destrozados, Ángel,  amigo y vecino nuestro con el que compartimos entrenos, carreras y parte de nuestra vida en el barrio, miembro del Club “nunca correrás solo” sufría  anoche una serie de infartos que le tienen en coma luchando por seguir viviendo. Su Maratón y el nuestro a su lado ha comenzado.