domingo, 15 de enero de 2012

LECCION APRENDIDA



Cada día que pasa y cuanto más se acerca la fecha del Maratón más duro se hace la preparación, y es que si se pretende correr los 42.195m con unas mínimas garantías hay que prepararse a conciencia el cuerpo, y la mente.
Yo pensé que después de 16 semanas esto ya casi lo tenía entrenado, pero el Sábado me di cuenta de que no, y por primera vez vi lo duro que puede llegar a ser un Maratón y pegarse contra el muro.
Comenzare por el Viernes, que como ya dije en mi entrada anterior no tocaba pero adelantamos el entreno (el mazapán) para poder hacer el Sábado la tirada todos juntos. Salimos a las 4:30 de la tarde los cuatro para hacer 3 x 9’ ritmo por la finca Franco en una tarde divertida de buenos ritmos 4.04 4.17 4.30 con un total de 13.20 Km a 5.22 incluidas las recuperaciones.

Plano de la entreno del Viernes.
- 13.17 Km
- 5.22 Min/km








Kilómetros de Viernes. 13.17 Km
Tiempo. 1:10:48 Min
Ritmo. 5.22 Min/km
Pulsaciones Max. 174
Pulsaciones medias. 150
Kilómetros totales. 1105.47 Km


El Sábado quedamos a las 8, un poco más tarde que otros días porque tocaba 2h15 y ahora sí que hay que cumplir con el plan y no pasarnos con las tiradas , pero solo habían pasado 14 horas del entreno del Viernes (primer error, poco descanso).
La mañana empezó a dar señales de que no sería un buen día, sin terminar el café tuve que salir corriendo al wc, puff que retorcijón, como no quería que se despertara la familia cerré la puerta del pasillo y de regreso a la cocina a oscuras me estampé contra ella, el crio del porrazo se despierta y en consecuencias la madre (no hay peor manera de empezar un Sábado que despertando a toda la familia a las 7:30).Antes de salir, de nuevo al baño con otro retorcijón, ( mal, un poco de descomposición).
Salimos la manada al completo, mas Jose el lobo de la semana pasada, que quiso repetir experiencia acompañándonos 8 kilómetros, debe de ser que no le tratamos muy mal. La temperatura era de unos -3 grados mucho frío y una espesa niebla empezaba a cubrirlo todo y que nos acompañaría prácticamente toda la tirada.
La ruta que al final acordamos tiene unos 27 kilómetros y un perfil muy durito en su primera mitad, Arroyomolinos, Monte Batres, Moraleja, Loranca y Móstoles. Arrancamos después de hacernos unas fotos para dejar constancia de lo mal que estamos de la cabeza saliendo a estas horas y con este frío “con lo a gustito que se está en la cama”.











Al llegar al final del parque que rodea Arroyomolinos nos despedimos de Jose que tras sus 8 kilómetros decide regresar (cualquier día se agarra y se viene hasta el final).Comenzamos el tramo más duro de la ruta subiendo a Montebatres, que tiene tres rampas muy, muy duras., pero con fuerza culminamos el ascenso y compruebo que Jesús que al salir lloró un poquito intentando dar lastimita, va fino. Continuamos por el camino que lleva a Moraleja y llegando hay un suave pero largo ascenso donde Jose para a descargar la vejiga, cosa que yo agradezco porque flojamos para esperarle (primer síntoma de que la maquina no iba bien).
Ya en Moraleja nos esperaba la otra gran cuesta que tendrá unos 200m, pero que es dura de huevos, me adelantó un tractor y porque iba lleno de estiércol que si no me subo. Hay ya se confirmó que el benjamín no estaría para hacer rabiar a los lobos viejos, Javi también va muy bien y Jose en su línea, sin destacar pero siempre en el frente de batalla. Parecía que la mañana quería aclarar pero saliendo de Moraleja nos volvió a envolver una densa niebla y entonces sí que parecíamos una autentica manada de lobos cazando en Alaska. Empecé a notarme flojo y con una sensación de vacío y de hambre (segundo error, cena muy ligera, desayuno igual de ligero y no llevaba nada para echarme a la boca).Es una sensación que nunca avía sentido en tal medida, según pasaban los kilómetros más fuerte se hacía y yo cada vez más flojo. Se lo hago saber a la manada que enseguida me arropa e intenta tirar de mi sin que pierda el paso. El camino prácticamente no se ve con la niebla, no lo conozco y hace que me angustie más por no tener percepción de lo que queda, empiezo a sentir otro síntoma, sed (tercer error, nunca salgo con agua y no suele haber fuentes en nuestras rutas).
Llegamos a Loranca y yo cada vez me encontraba más flojo y con mucha hambre y sed, Jose se pone a mi lado y me da conversación para animarme y para intentar que pueda llegar a casa, hace mucho frío para quedarse tirado en cualquier camino. Saliendo de Loranca y tras pasar la Media, le digo a la manada que tire que yo no puedo más y no les quiero Joder más, se lo piensan, se aseguran de que no me pare y siguen con su ritmo. Pasando el puente de la radial 5 veo a Javi que en un gran gesto se vuelve a buscarme para intentar acompáñame, pero no me queda nada, estoy seco, se lo agradezco y le digo que cuando suba la cuesta del puente me parare, que no puedo más.
Creo que es la primera vez que desde que entreno en serio me tengo que parar porque no soy capaz de correr ni siquiera a un trote lento. Hundido y desilusionado con la cabeza baja continuo andando de regreso a la guarida mientras veo a la manada desaparecer en el horizonte. Pasados unos 400m y ligeramente recobrado el aliento, el orgullo me hace volver a trotar y consigo correr otros pocos metros, y de nuevo camino. Esto se convertiría en el final de la tirada, algunos minutos trotando y otros caminando.
Al final llegue unos 10 o 12 minutos después de la manada que me vinieron muy bien para analizar o por lo menos intentar averiguar el motivo de tan monumental pájara.
1º-Pocas horas de descanso entre un entreno y otro (14)
2º-La cena de la noche anterior fue muy ligera (algo de pescado y ensalada)
3º-El desayuno igual de ligero (un café solo, plátano y barrita de muesly)
4º- El paso por el baño con un poco de descomposición.
5º- No llevaba nada para comer durante la tirada.
6º-No llevaba nada de líquido tampoco.
Creo que no hace falta saber mucho para darse cuenta de que son todos los factores necesarios para que me pegara contra el muro. Esto me lo he tomado como una gran lección para el día del Maratón, DESCANSO, HIDRATACION Y ALIMENTACIÓN, y me alegra que haya sido ahora y no el día 19. No es la mejor manera de terminar la semana, no te queda buen sabor de boca, y tienes la sensación de haber tirado un día de entreno por la borda, pero al final algo he aprendido.
Termine los casi 27 kilómetros en un ritmo medio de 5.38 que me sorprendió bastante después de tener que andar en varios tramos, hasta el 22 que es donde me paré traíamos un ritmo de 5.12 y posiblemente el resto de la manada si no hubiese tenido que cuidar del lobo famélico hubiese salido un mejor ritmo.
Gracias chicos.









En la entrada anterior hacia un símil entre la tirada larga y los polvorones, que es lo que más me gusta pero, el Domingo me atragante con ellos…

Plano del entreno del Sábado.
- 26.50 Km

- 5.27 Min/km



Kilómetros de Sábado. 26.50 Km
Tiempo.2:29:10 Min
Ritmo. 5.38 Min/km
Pulsaciones Max. 167
Pulsaciones medias. 142
Kilómetros totales. 1131.97 Km