miércoles, 20 de noviembre de 2013

33 Maraton Divina Pastora Valencia


   Bueno creo que ya va siendo hora de desvelaros como es esto de correr un Maratón al más puro estilo Ninja, primero os lo explico un poco y luego me lanzo con la crónica…preparados? Listos?....


   Un guerrero Ninja practica una serie de técnicas que pueden llevarle a la victoria o a la muerte, pero un guerrero Ninja no rehúye y nunca tiene miedo.

     En la entrada que hice antes de la carrera comentaba que no quería mencionar tiempos para quitarme presión (pero eso no quería decir que yo saliese sin saber muy bien lo que quería).Esa era una de las primeras técnicas de RunneNinja, el Silencio. De este modo podría pillar desapercibido a mi rival, en este caso al tío Nórdico ese de barbar que va con un martillo muy grande y que de vez en cuando lee los blogg de los incautos como yo para conocer sus planes de ataque.

     Desde que corro he dicho que por muy conservador que quiera ser nunca he tenido cualidades innatas en mí que me hagan realizar una segunda parte de carrera más rápida que la primera, esto significa que por mucho que guarde a partir de la Media Maratón poco a poco me desinflo. El caso es que la idea partía por salir a por algo muy grande y dependiendo de la ostia que me diese contra el muro intentar sobrevivir con lo ganado en la segunda mitad. Segunda técnica del Runner Ninja la Velocidad en el Ataque, salir como una moto “Kawasaki Ninja” y llegar lo más lejos posible.

    Está claro que haciendo esto existe casi un 100% de posibilidades de que te estrelles contra el muro y destroces la moto y además cuando intentase asomarme por un lado para bordearlo saldría el del martillo y me lo plantaría en el pecho. Tercera técnica, Dominarse, saber lo que te va a pasar de antemano y no luchar innecesariamente, darle tiempo al cuerpo.

     El muro tiene una altura que más o menos conocemos, para unos es más alto que para otros pero no es otra que el tiempo que transcurre hasta que el cuerpo empieza a comerse a sí mismo (es decir tirar de grasas) porque ya no le queda ni glucógeno en los músculos ni hidratos en las reservas para producir energía que te siga acercando a la meta. Una vez supera esta transición de combustible solo queda terminar. Cuarta y última técnica del Runner Ninja, Fuerza Mental para terminar usando gasoil a pesar de haber salido con gasolina.

    Aclaradas las técnicas con las que viaje a Valencia para enfrentarme al Maratón comenzare con la crónica. Recordad: Silencio, Velocidad de Ataque, Dominarse y Fuerza Mental.

 

Sábado

    Sobre las 13h del sábado y desde el coche ya puedo divisar esos enormes y extraños edificios blancos, me impresiona su arquitectura y ya estoy impaciente por caminar entre ellos.
 
Minutos más tarde cumplo ese primer deseo y además añadiéndole ese ambiente de maratón que tanto nos gusta, miles de aficionados a la distancia de Fhilipides pululan de un lado a otro en grupos, solos o con familiares. Como primer punto en la orden del día esta la recogida del dorsal. Mucha gente en una feria del corredor un tanto pequeña, y las colas para recoger el dorsal bastante grandes. Pero no hay mal que por bien no venga y nada más entrar ya tengo al Abuelo entre mis brazos, después seria Espíritu González y más tarde @javier_alamo.

De verdad si no fuera por toda esta buena gente la recogida de dorsal con visita a la feria del  corredor se convertiría en una locura agobiante y desesperante.  Paso por la meta para visualizar “Mi Mundo Azul” y sacarme algunas fotos, después a por la #cutrebolsa del corredor donde lo único que hay es una camiseta y  gracias a que mis padres me hicieron grande me queda bien porque a muchos le ha venido de camisón y a las chicas ni te cuento (solo tallas L y XL). Pero de nuevo todo eso para mí pasa por alto cuando de repente veo una cara me resulta familiar y más  cuando me la imagino con una gorra fosforita, a pesar de no reconocer su voz le identifico de inmediato, Novatillo. Qué alegría,  que ganas tenía de conocerle y allí está junto a la Novatilla, el Abuelo y Espíritu con toda su familia. Menuda panda nos juntamos, charla, risas, fotos y mucho cariño, después cada uno seguiría a lo suyo y mantendríamos en pie la quedada para el día siguiente antes de la salida.

    La Paella Party la hacemos en un parque porque en el sitio ubicado para dicho evento hacia un frió del carajo, la tarde transcurre haciendo un poco de turismo por la capital del Turia y con todo preparado me meto en la cama.

    En este primer día he puesto en práctica la primera de las técnicas, no he hablado de lo que pretendo hacer y durante toda la tarde me he olvidado de la carrera, Silencio.

    Las previsiones meteorológicas auguraban un sábado y un domingo pasados por agua pero- ya habréis visto las fotos no?

 

Domingo


 Lo primero que hice al despertar fue mirar al cielo y darme cuenta que esto de la meteorología esta mu lejos de ser una ciencia exacta. Un desayuno de los más ligeros que he hecho para un maratón (Te, dos tostadas, barrita de muesly y un plátano) y para la salida. A la quedada de las 8h15 vamos acudiendo muchos y de los que desvirtualizo ahora es al gran Alex Uriarte, que tío más grande y no solo por su altura, Jan con el que últimamente coincido mucho, Bea que nos tubo un poco preocupados unos días antes del maratón pero que a las 3h58 nos demostró ser una campeona , Luis Blanco y algunos mas..

   Cada uno a sus cajones después de desearnos suerte y da comienzo la 33 edición de Maratón de Valencia. En esta foto podréis ver cuál era el plan de ataque,  Novatillo puede dar fe de ello porque le enseñé la pulsera minutos antes de la salida. Segunda técnica del Ninja salir rápido para intentar llegar los más lejos posibles y ganar una buena renta con la que sobrevivir al final, Velocidad de Ataque.

    Salgo  desde muy atrás y delante de mí ya no veo el globo de las 3h15, llevo marcado 3h05 en mi pulsera que es prácticamente imposible pero si hoy es el día necesito tirar desde el principio y quitarme toda esta gente de el medio lo antes posible. De dos en dos, de diez en diez voy pasando gente y creo que voy perdiendo mucho tiempo en estos primeros compases. Como veis en la foto de la pulsera necesitaba llevar un ritmo de 4.19 hasta el kilómetro 14 pero tengo la sensación de ir muy lento. Cuando hablo de sensaciones es que es de sensaciones, los reyes no llegan hasta enero y con ellos mi ansiado Garmin, las únicas referencias son el cronometro del reloj, la pulsera y los kilómetros marcados por la organización.

   Luchando contra la marabunta de corredores, llego al paso de km 2 y al mirar la pulsera veo que ya gano unos 20 seg  al tiempo establecido, todo lo contrario de lo que me esperaba. Decido seguir tirando porque la verdad voy muy bien, llevo algo de miedo porque si se repite el episodio de Isquemia Intestinal como en Madrid todo se iría al garete en cuestión de minutos. La verdad es que estos segundo de más sobre lo establecido y las buenísimas sensaciones en los siguientes hacen que el ataque suicida suba de intensidad y siento aun con más fuerza que el sueño que llevo en la pulsera puede cumplirse. Km 10 y un tiempo de 42:19 casi un minuto ganado y sigo con una zancada muy fluida, el tiempo acompaña mucho la animación es magnífica y no tengo ni una sola molestia. Como he dicho antes y perdonar por repetirme pero corro por sensaciones, el globo de las 3h15 lo adelante en el 5 y los grupitos que me voy encontrando no se acoplan al ritmo que yo llevo a sí que en solitario sigo mi camino hacia el sueño de un loco. Media maratón 1:30:07, según miro el reloj y lo comparo  con la pulsera casi me da un telele, no solo es que gane  algo más de 1 min sino que acabo de rebajar mi MMP en media maratón en 1’35’’. Y si, en este momento empiezo a pensar que voy demasiado rápido y que no terminara bien, pero las sensaciones, pulso y respiración siguen siendo buenas y no suelto el puño manteniendo el ritmo. En la pulsera llevo marcado el ritmo y sé que a partir de aquí puedo ir aflojando un poco.

De camino a Madrid comprobé en el móvil que el kilometro 30 lo hice a 4.21 y lo pase 2:10:54 con 1 min todavía sobre la tabla pero a partir de aquí ya no aumento margen y empiezo a resta, se que está cerca y me voy preparando mentalmente.

   Como era  lógico y todos estabais esperando llega el Muro, la fatiga se apodera de mi y no logro rodar con esa frescura de los kilómetros anteriores, es hora de poner en práctica la siguiente técnica, Dominarme, como bien sabia esto llegaría tarde o temprano, con más o menos fuerza pero llegaría y ponerme nervio o luchar hasta la extenuación no sirve de nada tengo que dominar mi cabeza que me pide a gritos que cese esta locura. Salir de aquí se que es cuestión de tiempo y que si lo hago bien es posible que me recupere,  tengo que decir en mi contra que tuve una ayuda externa, pues en el kilómetro 32 un chico con gafas de sol entre el público salto al asfalto y me llamo por mi nombre, pensé que es un espíritu, que era mi propio espíritu el que me hablaba pero no, me equivoque, era  Espíritu González que corre a mi lado que me dice que voy fenómeno que voy hacer un marcon que no me rinda y que tire para delante, gracias Javi, dices que no fue duro estar del otro lado y no te creo.

   Vuelvo a quedarme solo y sufro como un perro, llega el 35 y toco una gran decisión, me paro en el avituallamiento y sin dejar de andar saco un gel me lo tomo sin pintarme los labios ni media cara con él, me bebo tranquilamente un botellín de agua y me como dos porciones de plátano y  antes de terminar el avituallamiento reanudo la carrera. Después de esto los tiempos de la pulsera ya van cayendo no soy capaz de mantener el ritmo y el sueño se desvanece pero sigo creyendo de que la hazaña puede ser grande con un gran mordisco a la marca.

  Hasta aquí todos sabemos lo que ha sucedido incluso yo, y no pierdo el control pero -cuantas veces hemos dicho que en un maratón son un montón de factores los que pueden suceder y que no podemos controlar? Pues eso, que cuando empiezo a recuperarme del mazazo del barbudo cabrón y aumento un poco el ritmo un dolor tremendo se agarra a mi cuádriceps derecho como la mordida de un perro rabioso. Madre mía que dolor pensé que se me subía el cuádriceps hasta la garganta y a los pocos instante el otro. Dios de mi vida nunca  me había pasado algo parecido y ahora sí que me tocaba poner en práctica la última técnica del Ninja, Fuerza Mental. El dolor es tremendo y voy corriendo como un muñeco de madera, miro a mi alrededor y busco a ese chico de la bicicleta que he visto durante toda la carrera con la vaselina y con el Réflex y que ahora no encuentro, pregunto a la gente de la organización que está en los cruces y me dicen que no tienen pero que el de la bici va un poco por delante. Que ratito paso hasta que el chico decide parar y le alcanzo, me paro le grito y acude rápido al auxilio, le pido el Réflex y me pego un minuto allí entre estiramientos y rociando las dos piernas. Queda poco, estoy más o menos en el 36 y el reloj me dice que desde que abandone la Ciudad de las Artes y las Ciencias han pasado 2h39 y  todavía hay margen para un sub-3h10. Arranco de nuevo totalmente, no sé si acalambrado, contractura do, pero si muy dolorido. Hasta el km 40 que por cierto con la cantidad de gente no lo veo, voy mal y cuando creo que lo he pasado empiezo a apretar un poco para intentar estar en las 3h10, pero pasa y pasa el tiempo y no veo el final, cuando diviso el paseo que me adentra en la Ciudad de las Arte y las Ciencias y miro el reloj comprendo que no va a ser posible por poco y me relajo mientras la gente me lleva en volandas gritando mi nombre mientras me relamo de los más de 6min que le voy a meter a mi marca.  

    Emocionante último kilómetro plagado de gente animando con mucha fuerza, dos giros, uno a derecha y otro a izquierdas y aparece mi “Mundo Azul”. Escucho por megafonía mucho alboroto y según me acerco a meta descubro que están diciendo que se ha batido el record de España. Madre mía que subidón terminar con esa noticia y yo batiendo mas de 6min mi marca.
Tiempo oficial 3:13:18 tiempo real 3:11:58.

   Paro y el dolor se hace más agudo, me dan mi preciada medalla una bolsa con bollos y unas mandarinas y me dirijo a la salida con una tremenda sonrisa.

  He salido a jugarmela consciente de ello, podía haber ido bien, regular o mal, ha salido un regular+ y me siento como un Ninja. SOY UN PUTO NINJA.

   Quiero felicitaros a tod@s los que por aquella alfombra pasasteis el domingo, a muchos os salude y  a otros tantos el destino no nos juntos.
A todos Enhorabuena.

   Quiero dar las gracias a todos los que os llevaba en mi riñonera dentro del móvil, me disteis más fuerza que los geles y cada pitidito del cacharro sabía que era de alguien que me estaba empujando desde la distancia, Facebook, Tiwtter, Whasap, Runtastic, Goggle+…creo que el móvil también sufrió lo suyo, madre mía…

 A todos GRACIAS SOIS FANTASTICOS.

CARRERA COMPLETA AQUÍ
Kilómetros del Domingo. 42.195km
Tiempo. 3:11:58 Min
Ritmo. 4.33 Min /km